La violación de Lucrecia Benjamin Britten 46x33.jpg

"La inquietud creativa de un pintor que nació artista"

Lo que distingue la obra de Francisco Sanchis Cortés es su gran fuerza expresiva y una forma muy personal de convertir lo íntimo en el escenario; su pintura nos ofrece una nueva mirada, siguiendo los postulados del impresionismo valenciano; destacando, además del dominio de la técnica, la sensualidad y elegancia de la mujer mediterránea.

Sus pinturas son escenas de espacios iluminados; un universo poético donde representa a la mujer en sus momentos más íntimos; saber resaltar su feminidad a través de pinceladas insinuantes, definiendo esa luz que baña los vestidos blancos de ella, brillando a través de sus formas marcadas por una paleta clara; y una personal combinación de verdes, azules, ocres, rosas pastel y blancos que atenúan el esquema cromático.

Francisco Sanchis Cortés lleva el arte de la buena pintura en sus venas, sus recuerdos de infancia y juventud transcurren entre caballetes y pinceles, heredó la escuela de dos grandes pintores; su padre, Alfredo Sanchis Cortés, gran acuarelista, y su tío González Alacreu, dos instituciones del arte valenciano; De estos dos maestros aprendió desde muy joven a dar sus primeras pinceladas y luego a forjar su técnica como pintor y como excelente retratista, haciendo suyo el profundo legado de Sorolla; Pero como todo buen creador, en su andar pictórico su pintura desembocó en un impresionismo propio y renovado, un impresionismo sobrio, romántico y narrativo, estilo que distingue su obra de las demás.

Expone desde 1995, su carrera expositiva se desarrolla con gran éxito en España, Francia, Estados Unidos, México, Inglaterra, Bélgica, Holanda y Alemania. Actualmente tiene varios proyectos artísticos; uno de ellos ya finalizado, donde Francisco Sanchis Cortés interpreta la ópera a través de su pintura; una colección excepcional de gran intensidad perceptiva, que también se convierte en obra intelectual del artista al ofrecernos su visión conceptual y emocional del género operístico. Música y Pintura comparten espacio en un gran libro histórico de edición especial en el que revela su amor por estas dos artes y la búsqueda de nuevos lenguajes
​​ donde pueda profundizar sus cualidades expresivas. Francisco Sanchis Cortés logra capturar esa maravillosa energía espiritual que impone la ópera, logra transmitir el drama, la emoción de sus personajes y revivir esa gran experiencia visual y sonora que renueva las emociones.

En definitiva, podemos decir que esta hermosa colección reafirma sus virtudes pictóricas y sus fuentes de creatividad; su obra se nutre de la poesía, la música, la ilustración, la escenografía y posiblemente más tarde el cine; cuando el pintor con profundo conocimiento de la historia y evolución del séptimo arte nos habla de su otra pasión; y es que Francisco Sanchis Cortés siente esa necesidad de trasladar su pintura a estas distintas manifestaciones artísticas, pero sin perder sus raíces. Es la inquietud creativa de un pintor que nació artista.


 

Judith Cuba

 

Judith Cuba Pérez- Crítica y Asesora de Arte, Gestora de Patrimonio Cultural, Experta en Obra Gráfica Contemporánea, Comisaria de Arte y Galerista.

Es ilustradora gráfica, pintora, dibujante, diseñadora de moda y desarrolla la técnica del grabado. Tiene estudios en Tasación y Tasación, Catalogación, Gestión y Comisariado de Arte en el Instituto Superior de Arte de Madrid, Título de Gerente de Patrimonio Cultural de Columbus International Business School y Diplomado en Manifestaciones Culturales, Museos, Marketing de las Artes y La Comunicación de la Universidad de Valencia.

Dirigió la Galería Artefuendetodos (Zaragoza), dirigió el Departamento de Gestión y Asesoramiento del Grup d 'Art Escolá y la dirección de la Pinacoteca Salduba de Zaragoza.