"El notable legado artístico de Francisco Sanchis Cortés"
 

La obra de Francisco nos remite a otra dimensión. La calidad de sus obras refleja una evolución constante en la performance artística, que es sinónimo de la comprensión sociológica de diversas realidades. La sensualidad femenina, el instinto maternal, el imaginario, la historia, la música, el retrato y la mitología son temas actuales y constantes, caracterizados por una enorme calidad pictórica, que es el resultado del aprendizaje de por vida. Los escenarios de intimidad y cierta melancolía revelan la sensibilidad del artista y su origen cultural.
Viajar a través de su producción artística nos lleva a un viaje intenso a través de escenarios de pura poesía y misterio, en el que las formas y los colores adquieren vida propia, a través de los personajes y contenidos retratados. Son el escenario ideal para perpetuar los pensamientos. Es decir, el arte en estado puro.

Estos son conceptos bien definidos, diseñados y creados intencionalmente para una amplia audiencia, que ilustran un conjunto de valores culturales, sociales y naturales. Los mensajes transmitidos por sus obras expresan una intensa preocupación por los temas que están siempre presentes, reflejados en la difusión de valores éticos y morales, que acompañan de manera permanente y que son el reflejo de las experiencias de la vida diaria.


La riqueza y diversidad de los temas tratados revelan una búsqueda constante de conocimiento. No están restringidos a un contexto particular y tienen un carácter bastante amplio, lo que hace que su trabajo sea universal. Es esta excepcionalidad la que abre el camino a nuevas interpretaciones, objetivas y subjetivas sobre el potencial de su legado. Son imágenes que nos cautivan, de manera sorprendente, a través de una visión pura y genuina, en la que todos los detalles cuentan.

Lo mejor de cada uno de nosotros solo tiene sentido cuando se comparte. Es a partir de este supuesto que podemos comprender mejor la excelente calidad artística del pintor y la forma en que ha captado la realidad que lo rodea.

El valor estético y la diversidad de contenidos son aspectos decisivos, que se traducen en una belleza casi irreal que nos transporta a otros tiempos y lugares. Contemplar y disfrutar de su trabajo proporciona momentos únicos que quedarán grabados para siempre en nuestros recuerdos. Y será quizás el mayor de sus encantos. También a través de ella podemos conocer mejores episodios históricos, casi rescatados de los recuerdos perdidos de un tiempo que no se ha detenido. Es imposible permanecer indiferente a la calidad presente en su vasta producción artística.

Enfatizar nuestras emociones, viajar a través de este verdadero patrimonio cultural, nos permite asimilar un conjunto de ideas que forman parte de nuestra identidad común, presente en las matrices de civilizaciones europeas. La vasta participación en exposiciones e iniciativas culturales es también una consecuencia del valor inestimable de sus obras. Es esta magnificencia la que surge de manera subliminal, a veces incluso difícil de describir, dada la intensidad actual. Se asume como un espectáculo de belleza que nos coloca en una posición de espectadores privilegiados, para poder disfrutar de un conjunto tan rico de obras. La increíble inspiración en el artificio creativo siempre emerge en cada uno de ellos, proporcionando una total imprevisibilidad de los sentimientos.
.
Todas estas virtudes evidenciadas se asumen como un incentivo para la continuidad de su trabajo y como un signo del simbolismo relevante presente en su vasta y sofisticada producción artística.
 
En resumen, el trabajo de Francisco tiene la capacidad de hacernos soñar, en un mundo cada vez más injusto y desigual ...
 
 

Tiago Passão Salgueiro
"Asistant Curator" en Fundação da Casa de Bragança